Coberturas

México se une a la conmemoración del Bicentenario de Beethoven

Views: 354

Se celebró el «Bicentenario 9ª Sinfonía de Beethoven» del estreno de la obra magna de Ludwig van Beethoven, doscientos años de su estreno.

Convocando a los mejores músicos concertistas mexicanos y a un público ávido de tener la mayor experiencia musical que se pueda apreciar con orquesta y coro en un lugar emblemático como lo es el Auditorio Nacional, donde el pasado martes 7 de mayo tuvo lleno total.

La Sinfonía n°9 en re menor, Op.125 de Ludwig Van Beethoven que se interpretó por primera vez en el Teatro de la Corte Imperial de Viena el 7 de mayo de 1824, cumple exactamente 200 años y continúa siendo una de las obras más trascendentales, significativas y populares de la música y el arte. Su último movimiento es un final coral sorprendentemente e inusual, que en su época marcó un cambio tremendo en la manera de escribir sinfonías y, en general, en todos los ámbitos musicales que se desprenden del periodo romántico iniciado por Beethoven, y que se ha convertido en símbolo de la libertad y la hermandad entre los hombres y las naciones.

Desde 1985 es el Himno de Europa, en una versión adaptada por Herbert von Karajan

En 2001 la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la Unesco, donde forma parte de la herencia espiritual de la humanidad junto con otros sobresalientes monumentos. Por lo que, se puede decir que estamos frente a una expresión artística de enorme envergadura y trascendencia para la humanidad, siendo entonces, la experiencia de escuchar esta magna obra en vivo y con los mejores y más profesionales músicos, es sin duda alguna, una experiencia espiritual a otro nivel.

Para este concierto el director conductor Rodrigo Macías eligió incluir en el programa a manera de apertura y preámbulo la obertura Egmont compuesta por Beethoven entre 1809 y 1810, y las Danzas Polovtsianas de la ópera El Príncipe Igor de Aleksandr Borodín, junto a la participación del sublime coro, con lo que comenzaron a hacer sentir la majestuosidad de la sonoridad lograda con la participación de este enorme grupo de músicos quienes se mostraron igualmente conmovidos y emocionados por tener el privilegio de participar en esta celebración.

Hubo un breve intermedio de 15 minutos en el que hizo aparición la figura de Beethoven, a quien vimos caminar al rededor de su mesa de escritorio, cavilando sobre su magna composición, y sentándose a anotar una a una las notas de lo que sería la insuperable novena sinfonía, desde luego, se trata de una caracterización del personaje emblemático que realizaron para dar al intermedio una especie de sensación de cercanía con el proceso creativo del más grande compositor Alemán, para dar paso a la segunda parte del programa que todo el público estaba ya esperando.

El momento de la noche, una memoria a Beethoven

La sinfonía n. 9 en re menor, Op. 125. De Beethoven se compone de cuatro movimientos, siendo el último, el coral. I Allegro ma non troppo, un poco maestoso ofrece una dinámica muy ágil y con sonoridad contundente al ser muy alegre y lleno de vitalidad al exaltar la festividad partiendo del unísono y del toque de percusiones unida a la sección de metales que impactan por su fuerza y ataque, como por los acordes que generan, despertando inmediatamente el interés del espectador y llevándolo a atender lo que va ocurriendo a lo largo del discurso melódico.

Una noche mágica

II Molto vivace-Presto es un movimiento lleno de gracia y de un sentido descriptivo en el que se puede entender la sensación imaginativa de un puñado de hombres que sale una mañana de casería acompañado de los mejores cazadores, sus armas listas y sus perros de caza, caminando largas extensiones boscosas para encontrar a la presa, y musicalmente Beethoven nos hace sentir los momentos de excitación del cazador, los momentos de cautela, la caminata, y desde luego los terribles disparos que llegan a ser mortales para la pobre presa, así como los disparos que se escuchan a la lejanía ocasionados por otro grupo de cazadores a la distancia. Llena de musicalidad y alegría.

III Adagio molto e cantabile-andante moderato es el movimiento previo a la explosión del coral y el tutti orquestal, y es el más delicado, suave y sublime de los cuatro movimientos que conforman la novena sinfonía. Llena de dulzura y espiritualidad es una pieza que sublima al espectador y lo hace sentir cerca de Dios, extendiendo la mano para alcanzar la de Dios, como en la pintura de Miguel Ángel en la capilla sixtina. Con dulces melodías que se entretejen sin la presencia de los sonidos graves, dando una sensación de flotar o volar entre nubes, nada mejor para preparar al espectador a que escuche el tremendo mensaje del coral y los solistas en el IV Presto – “O’ Freunde, nicht diese Tone” (Ode to Joy) con la que cierra la obra.

No te pierdas: Latinas que Brillaron en la Met Gala 2024: Eiza González, Shakira, Karol G y Más

Related posts
CoberturasEntretenimiento

Arcángel se entregó al Palacio con un show lleno de recuerdos

Views: 343Arcángel se presentó en el Palacio de los Deportes, ante 19 mil 600 fans, con un show de 2 horas y…
Read more
CoberturasEntretenimiento

Dulce Cautiva Al Teatro Metropólitan

Views: 376Dulce finalmente ofreció sub show de la capital con su ¡Sola Tour!, después de haber pospuesto su…
Read more
CoberturasEntretenimiento

Los Cantoral: "Un Legado Musical Único En México"

Views: 303Los Cantoral, ofreció su primera presentación con su nuevo show, donde Itatí y José, interpretan…
Read more